¿Recuerdas cómo eras a los 11 años? ¿Cuáles eran tus preocupaciones? ¿Qué hacías?
.
.
Mi primer artículo a nivel público fue para @afrofeminas Casualmente hablaba de mis 11 años, la presión que recibía yo, una niña afrolatina (al igual que muchas)
.
.
Se me hace imposible juzgar a mi madre, pues todas las madres de su época hacían lo mismo. Es la educación que recibían y sus vivencias tendrían
.
Para mi madre, cuando yo tenía 11 años la perfección era lo más importante: No te mojes, no engordes, no discutas y así un largo etc
.
.
Este vídeo muestra la realidad de muchas niñas afro.
El vídeo dice, traduzco:
.
“Para una niña de 11 años la perfección, no es divertida, (la madre advierte a Violet que se aleje del agua)
.
👦😋 El niño, le insiste: ¿Tienes miedo al agua? ¿Apuesto a que aguanto más tiempo la respiración! 👧Violet, en un parque con piscina, y el calor del verano, no se puede resistir y se lanza al agua!
.
Una vez dentro del agua, el niño y ella se miran a los ojos, con simpatía, dibujando una sonrisa en sus caritas
.
.
Al salir del agua, el comentario del niño es: iu!🤯 ¿Qué le ha pasado a tu cabello? Parece un estropajo / 🤡 muñeco de Chia. La cara del niño, de puro asco y las niñas de fondo, que se ríen”👯‍♀️
.
.
Toda esa presión, insisto para una niña de 11 años .
.
El vídeo continúa: Para mi madre la apariencia lo era todo, siempre teníamos que estar perfectamente peinadas, porque ningún cuento de hadas acababa con las frase: “rizadamente feliz para siempre” #nappilyeverafter #desmelenada