Cardi B, Ozuna, Sammy Sosa, Alex Rodríguez, Junot Díaz, Pedro Mir, y ¿porqué no?: Massi Valdez: P

Vengo de un país chiquitico, pobre, en vías de desarrollo. ¡Pero qué sol señores, qué sol! ¡Que sonrisas, señores, qué sonrisas! ¡Y es que en mi país hacemos magia! Aunque no haya de nada, se encuentra como brindar de todo. Pobres, sí pobres, pero ricos en sonrisas, en alegrías, en inventártelas, en apañártelas, en buscártelas.

¿Porqué Dominicanos? Porque encontramos cualquier momento para celebrar, cualquier momento es de alegría, cualquier tristeza se convierte en motivo de fiesta, acompañamiento, no hay rendición. Este es el año de los dominicanos, un pueblo chiquito, pero como digo yo “como el arroz” porque rinde. Y es que la actitud, la actitud lo es todo. Yo lo he visto con mis propios ojos. No saber qué hacer, por donde encontrar la salida, no saber cual es la mejor opción. Pero el dominicano le unta “mentiolé”, se bebe un “morí soñando” y sigue “pa’ lante”.

Somos los hijos señores, los hijos y las hijas de los que han soñado. El hijo de la costurera, la hija de la señora que limpia tu portal, del conductor de guagua (transporte público). Somos los hijos de las que callaron, los y las que aguantaron situaciones de pobreza, de penuria, de lucha, de necesidad.

Somos los hijos “del aguante”. Si, del: “aguanté ahí porque no hay pa’ mas nadie”. Esas niñas y esos niños, crecimos hoy señores y estamos reclamando un lugar en la sociedad, en la economía, no nos vamos a callar. Vamos a sonreír entre arroz con habichuelas, y plátano maduro, por un lugar. Sí un lugar como CEO, como Business Developer, como escritora, como freelance o como activista.

Este pueblo Dominicano no está dormido, poquito a poco, entre merengue y bachata vamos subiendo, vamos llegando, vamos construyendo.

¿Por qué Dominicanos señores, por qué? Porque de andar descalzos por la calle hace tiempo nos cansamos. Porque vimos el trabajo que tenía que pasar mamá, la lucha que cogía papá. Sabemos lo que es no tener ni para el pasaje (pagar el transporte público), sabemos lo que es que no haya dinero pa´ la medicina.

Señores aquí estamos, Dominicanas y Dominicanos y créame que nos quedamos.

Este año es Dominicano.

Massiel Valdez